La falacia de conseguir ser innovadores mediante sistemas de gestión

19 May
2010
Escuchar con webReader
Hace unos días tuve el honor de inaugurar las I Jornadas Empresariales de la Comarca de Calatayud hablando de Innovación
desde un punto de vista crítico, alejado de las tesis tradicionales y ante un foro de empresarios de diversos sectores que
podríamos calificar como tradicionales. El enfoque dio paso a una sesión muy participativa en la que se debatieron bastantes
temas relacionados con el concepto de Innovación - para mí agregar valor a lo clientes - y surgió el tema de la posibilidad
de Sistematizar la Innovación mediante la implantación en nuestras empresas de un Sistema de Gestión.
Hoy voy a exponer mi punto de vista sobre este asunto; sistematizar la innovación es posible, creer que implantar un Sistema
de Gestión de la Innovación nos conduce automáticamente a ser Innovadores es una falacia (engaño, fraude o mentira con que se
intenta dañar a alguien).
Para ello, voy a ampliar una metáfora que vi en Redes para la Ciencia (Cap. 54 Vida sintética para curar).
En 1953 James Watson y Francis Crick propusieron el modelo de la doble hélice de ADN y en 1995 se secuenció el primer genoma
de un organismo vivo. Este proceso de secuenciación dio el origen a la genómica.
A comienzos del siglo XXI un grupo de expertos diseñaron una serie de normas que pretendían definir los requisitos que una
empresa debía cumplir para ser Sistematizar su Innovación.
La secuenciación del primer genoma trajo consigo la frustración de que la secuencia del genoma por sí misma no puede explicar
la gran complejidad de un organismo vivo. Los sueños de conseguir crear vida o de modificarla que se habían forjado desde el
descubrimiento del ADN se rompieron en mil pedazos.
Los científicos descubrieron que la secuencia es una condición necesaria pero no sufifiente y había que trabajar en cómo
trabajan las proteínas y sus relaciones dando lugar a la proteómica.
A comienzos del SXXI en nuestro país entró una especie de fiebre por la Innovación que ha pasado, desde mi punto de vista, de ser la “i pequeña” a carecer de valor por su exceso en el uso. Cuando todo es Innovador nada es Innovador. Y que sigue centrando sus esfuerzos en la Innovación Tecnológica frente a otro tipo de innovaciones. El mantra del porcentaje sobre el PIB y otras cuestiones (de las que ahora en tiempos de crisis se habla menos cuando más debía hacerse para cambiar el modelo de negocio España) se focalizó en esfuerzos por parte de la Administración en desgravaciones fiscales para Proyectos Innovadores y Empresas Innovadoras que siguiesen unos formulismos en su desarrollo.
Aquí detecto el gran error, pensar en la secuenciación, en la genómica de la Innovación en la Empresa (misión, visión, estructura, recursos,etc,,..). El resultado es que empresas y organizaciones que de buen fe destinaron recursos para obtener estas “certificaciones como empresas innovadoras” y, por qué no, algunas desgravaciones fiscales. En muchos casos son tan innovadoras como lo eran antes.
¿Por qué?. Por un fallo en el enfoque. Profesionalmente dirigí algún proyecto de este tipo y los resultados no fueron los esperados. El enfoque genómico era erróneo. La cultura, lo intangible que no podíamos poner en un magnífico diagrama de flujos asociado a un proceso con responable, tareas, etc,.. era la clave. Las relaciones entre las personas, cómo hacían su trabajo, cómo intercambian y comparten información, el ambiente, etc,.. en definitiva la proteómica o dicho de otra forma cómo se relacionan las personas en nuestra organización para generar Innovación.
Por eso, hay empresas que asociamos al concepto de Innovación que nunca han oído hablar de estos sistemas de Gestión de la Innovación pero innovan y son líderes porque no han trabajado sobre la forma (genómica) sino sobre la cultura y relaciones (proteómica).
Queda mucho trabajo por hacer en nuestro país para ser capaces de que un grupo sustancial de empresas de sectores tradicionales rompan las reglas del juego y se centren en la proteómica.

Hace unos días tuve el honor de inaugurar las I Jornadas Empresariales de la Comarca de Calatayud hablando de Innovación  desde un punto de vista crítico, alejado de las tesis tradicionales y ante un foro de empresarios de diversos sectores que  podríamos calificar como tradicionales. El enfoque dio paso a una sesión muy participativa en la que se debatieron bastantes  temas relacionados con el concepto de Innovación - para mí agregar valor a lo clientes - y surgió el tema de la posibilidad  de Sistematizar la Innovación mediante la implantación en nuestras empresas de un Sistema de Gestión.

Hoy voy a exponer mi punto de vista sobre este asunto; sistematizar la innovación es posible, creer que implantar un Sistema  de Gestión de la Innovación nos conduce automáticamente a ser Innovadores es una falacia (engaño, fraude o mentira con que se  intenta dañar a alguien).

Para ello, voy a ampliar una metáfora que vi en Redes para la Ciencia (Cap. 54 Vida sintética para curar).

Secuencia ADN

Secuencia ADN


En 1953 James Watson y Francis Crick propusieron el modelo de la doble hélice de ADN y en 1995 se secuenció el primer genoma  de un organismo vivo. Este proceso de secuenciación dio el origen a la genómica.

A comienzos del siglo XXI un grupo de expertos diseñaron una serie de normas que pretendían definir los requisitos que una  empresa debía cumplir para ser Sistematizar su Innovación.

La secuenciación del primer genoma trajo consigo la frustración de que la secuencia del genoma por sí misma no puede explicar  la gran complejidad de un organismo vivo. Los sueños de conseguir crear vida o de modificarla que se habían forjado desde el  descubrimiento del ADN se rompieron en mil pedazos.

Los científicos descubrieron que la secuencia es una condición necesaria pero no sufifiente y había que trabajar en cómo  trabajan las proteínas y sus relaciones dando lugar a la proteómica.

A comienzos del SXXI en nuestro país entró una especie de fiebre por la Innovación que ha pasado, desde mi punto de vista, de ser la “i pequeña” a carecer de valor por su exceso en el uso. Cuando todo es Innovador nada es Innovador. Y que sigue centrando sus esfuerzos en la Innovación Tecnológica frente a otro tipo de innovaciones.

El mantra del porcentaje sobre el PIB y otras cuestiones (de las que ahora en tiempos de crisis se habla menos cuando más debía hacerse para cambiar el modelo de negocio España) se focalizó en esfuerzos por parte de la Administración en desgravaciones fiscales para Proyectos Innovadores y Empresas Innovadoras que siguiesen unos formulismos en su desarrollo.

Aquí detecto el gran error, pensar en la secuenciación, en la genómica de la Innovación en la Empresa (misión, visión, estructura, recursos,etc,,..). El resultado es que empresas y organizaciones que de buen fe destinaron recursos para obtener estas “certificaciones como empresas innovadoras” y, por qué no, algunas desgravaciones fiscales. En muchos casos son tan innovadoras como lo eran antes.

¿Por qué?. Por un fallo en el enfoque. Profesionalmente dirigí algún proyecto de este tipo y los resultados no fueron los esperados. El enfoque genómico era erróneo. La cultura, lo intangible que no podíamos poner en un magnífico diagrama de flujos asociado a un proceso con responable, tareas, etc,.. era la clave. Las relaciones entre las personas, cómo hacían su trabajo, cómo intercambian y comparten información, el ambiente, etc,.. en definitiva la proteómica o dicho de otra forma cómo se relacionan las personas en nuestra organización para generar Innovación.

Por eso, hay empresas que asociamos al concepto de Innovación que nunca han oído hablar de estos sistemas de Gestión de la Innovación pero innovan y son líderes porque no han trabajado sobre la forma (genómica) sino sobre la cultura y relaciones (proteómica).

Queda mucho trabajo por hacer en nuestro país para ser capaces de que un grupo sustancial de empresas de sectores tradicionales rompan las reglas del juego y se centren en la proteómica de la Innovación.

Share:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • Meneame
  • Twitter
  • Wikio
  • Bitacoras.com
  • email

Haz tu comentario

top