Portofolio de prensa

Escuchar con webReader

Heraldo de  Aragón (07.03.2010)
Entrevista a Marc Vidal

Ayer, 7 de mazo de 2010, la sección Economía y Negocios publicó una entrevista a Marc Vidal realizada por el responsable de Economía del Heraldo de Aragón, Luis Humberto Menéndez, horas antes de la Conferencia impartida por Marc Vidal en la Cámara de Comercio de Zaragoza. Os transcríbimos la entrevista.

Responda a la pregunta del título de su conferencia en Zaragoza: ¿Qué es lo que  no se atreven a decir ni los políticos ni los medios de comunicación sobre la situación económica?

El título lo han escogido otros, pero no es tanto lo que no se dice, sino que se ha tardado mucho tiempo en decir cómo estan las cosas y aún así no se dicen todas. Por ejemplo, algunos de los números que podrían poner en peligro la situación económica del Estado español no se trasladan a la opinión pública adecuadamente. Hay datos que son directamente mentira, como las cifras del paro.

¿Por qué?¿Hay más paro que el que se dice?

Si, pero incluso los datos oficiales ya lo reflejan, aunque al final el titular que aparece en los medios se coge directamente de la nota de prensa del Minisiterio. En España hay 5,4 millones de demandantes de empleo y nos dicen que hay 4,2 millones de parados. O sea que hay más parados, pero se les considera en diferentes escenarios, desde ocupados en formación hasta personas que están en trámite oficial de algún documento.

¿Esto no ha sido siempre así?

Estos nuevos mecanismos de contabilización de parados son del ex ministro Jesús Caldera. Si utilizáramos la metodología anterior estaríamos más cerca de los 5 millones de parados, más cerca de las cifras de la EPA y Eurostat.

¿En qué más mienten?

Nos mienten en la capacidad que va a tener este país de salir de la crisis sin hacer ningún tipo de reforma importante. Es imposible que un país con un 19% de parados en términos oficiales o un 22% o 23% reales salga de esta situación sin hacer nada en su mercado laboral. No se está diciendo que los sectores que tenían que sustituir al inmobiliario como motor económico no funcionan. ¡Si en este país no fabricamos nada!

Todos los sectores están generando parados.

Ahora sí se dice, pero mire: durante todo 2009 el Gobierno ha dicho que lo peor ha pasado. Una y otra vez y en diferentes momentos lo ha dicho Zapatero. Y claro, alguna vez acertará, pero nadie publica que “es la cuarta vez que lo dice”.

¿Hay más mentiras?

Se nos miente en que en este país hay deflación. Se juega con elementos paralelos como el precio del petróleo y no se dice que los precios hace tiempo que caen y no sólo por la falta de consumo, sino porque estamos cayendo en una cosa que se llama parada técnica de la economía.

¿Estamos ya en esa parada técnica?

Lo peor aún no ha llegado. Cada vez que se produce una burbuja luego hay una explosión. Ahora estamos en la explosión de la burbuja de carácter inmobiliario, especulativo y financiero. Hay dos formas de sobreponerse a la explosión de una burbuja: una poco eficiente pero efectista y otra más lenta. La lenta es dejar que la economía por su propia dinámica y con algunos impulsos solucione todo en 15 o 20 años. La otra es inventarse otra burbuja de forma inmediata para simular una salida de la crisis. Ahora se está fabricando una nueva burbuja que se llama deuda soberana. Es una burbuja basada en el dinero inventado, en el dinero que los Estados tarde o temprano tendrán que pagar.

¿De qué dinero habla?

La gente no sabe o no se para a pensar que todo ese dinero público que se está poniendo a disposición de no se sabe quién, el dinero que se propone para pagar los 420 euros, el de los trabajadores de Seat o el que se da para facilitar la compraventa de coches, todo ese dinero hay que pagarlo. ¿Y quién lo va a pagar? La deuda pública no puede sola, va a ser el ciudadano con la subida de impuestos. Nos van a crujir a impuestos. Lo harán con más retención en la nómina, con la subida del IVA y con otros aspectos de carácter impositivo directo o indirecto. Y yo no estoy en contra de que se busquen fórmulas para pagar todo, lo que tengo duda es que los que no supieron identificar el problema a tiempo sean ahora los que pidan el sacrificio de todos.

Y luego habrá que pagarlo.

Yo iría más allá. Hay cosas que están pasando o van a pasar que incidirán directamente en el modelo social. A medida que la crisis sea más estructural, los ciudadanos van a ir exigiendo que el Estado los ayude. Poco a poco, eso que se llama clase media se está estrechando y se está sustituyendo por otra clase que es la de los mileuristas, que ya se sienten miembros de una clase media porque su vida funciona “low cost”, a bajo precio, y que consiguen muchas cosas como viajar, comer bien, salir al cine pero son pobres de solemnidad. Gente que está bajo un escenario de riesgo brutal, porque en caso de que algunos de sus pequeños elementos básicos de subsistencia se deteriore, se hunde. Hay personas o incluso familias que si sufren la rotura de unas gafas ponen en quiebra su economía doméstica.

¿Desde Internet, los blogs, se puede hacer algo?¿Se influye de verdad?

El poder establecido no hace caso, va a lo suyo. El poder político se único objetivo es llegar con una impresión -no una realidad- a la lucha electoral. Las empresas están pendientes de resultados cada trimestre. Ahora es la sociedad la que tiene que reaccionar, ha cambiado mucho esto desde 2007 o 2008 ahora. Hay mucha gente que no creyó lo que se dijo en la red entonces y descubrió que era verdad. Ahora, la web 2.0, las redes sociales, son el escenario donde la verdad se construye con bastante más criterio.

La red es muy amplia, ahí hay que cribar.

Sí, pero la inteligencia colectiva va generando valor. Los miles de lectores acaban por decidir qué es mejor o peor. Ahora la nueva economía, la economía de la red, no irá para atrás. Este cambio paradigmático de la sociedad se traducirá en todo. Ahora muchos de los nuevos parados sólo les queda la opción de emprender, y ahí aparecerá la innovación, la creatividad, un cambio de modelo. Ese cambio no lo van a provocar los Estados ni la política, porque no les interesa. El cambio de modelo lo provocará la gente.

Después de todo no es usted tan pesimista.

Al que me llame pesimista lo acribillo a ideas. Yo no lo soy, sólo veo la realidad, que es la que hay. Y a partir de ahí yo no me voy a quedar parado.

¿En qué se puede emprender?

En proyectos. Si no se te ocurre nada, copia: haz algo igual pero lo mejoras. Hay sectores donde la crisis ha generado oportunidades.

Marc Vidal, licenciado en Dirección y Administración de Empresas y en Económicas, con una especialización en gestión patrimonial, es un referente en la blogosfera en asuntos económicos. Fue finalista en los Euroblogs Awards. Autor del libro “Crónica de una crisis anunciada”, es crítico con su entorno y defensor del mundo emprendedor.

Diario del Alto Aragón (26.05.09)
Tamames aboga por cambio el modelo ante la grave crisis

El catedrático Ramón Tamames abogó por un cambio de modelo económico en varias direcciones frente a las medidas que definió de “ZPnomics”, en el transcurso de la primera jornada de la iniciativa Huescactiva 09 titulada “Crisis: recursos y estrategias de supervivencia”, patrocinada por Tebas & Coiduras y Asociados con la colaboración de la Cámara de Huesca, Ceos-Cepyme Huesca, Abba Huesca y Fundación Economía global.

El prestigioso profesor inició su intervención, tras el recuerdo de Sertorio y de los estudios sertorianos en Huesca, apelando a la cita bíblica del Génesis sobre las vacas gordas y las vacas flacas. Recordó que en Estados Unidos, en 1990, se presagiaba que se acabarían los ciclos y que la prosperidad duraría treinta años seguidos, con el Dow Jones en 30.000 puntos, y ahora está en “nueve mil y pico, curiosamente como el Íbex”.

Tras citar a Heráclito y su expresión de que “todo fluye, todo cambia, nada permanece; no podemos bañarnos dos veces en un mismo río”, enumeró las épocas de crisis que ha conocido en toda su trayectoria profesional: en 1957-58 con la inflación, las alzas salariales y las primeras tensiones laborales, luego resueltas con el Plan de Estabilización “que fue formidable y una apertura económica con criterios de OCDE”; en los setenta y ochenta con la “crisis del petróleo, con transferencia de rentas al consumo energético, que pasó de 2 a 34 dólares el barril y afectó a la transición y propició los Pactos de la Moncloa”; la crisis de 1987 bursátil en Nueva York que afectó poco en España; la del 93 por la “hipervaloración de la peseta y las depreciaciones”, con pérdidas de 6 puntos del PIB y 1,5 millones de parados más, que es lo que propició la alternancia en el poder; en 2001-2003, la crisis de las puntocom, cuando Terra llegó a 134 euros de cotización bursátil y luego en la opa Telefónica la adquirió a 4 euros.

Sobre la coyuntura actual, el profesor Tamames afirmó que la Conferencia de Londres de 2009 ha sido “mucho mejor que la de 1933?, cuando el paro estaba disparado y los regímenes totalitarios gobernaban en Alemania, Italia y estaban cerca en España. “Hoy hay dos grandes potencias, Estados Unidos y China… Más que el G20 es el G2?. En torno a los encuentros de Londres y Washington, remembró la cita de que “el ejército francés siempre ha estado preparado para ganar la guerra anterior, pero no la que se hallaba en ciernes”. “Londres y Washington sirven para prevenir la crisis siguiente, pero no la actual”, agregó.

En la guerra entre neoliberales y keynesianos, parece imponerse el modelo norteamericano de “inyectar dinero abundante, barato y a veces sin retorno para resolver los problemas de activos tóxicos y que el crédito vuelve a subir”, con un “coste brutal” y financiando “banqueros disolutos y codiciosos”.

“LO QUE FALTA ES CRÉDITO”

Ramón Tamames, tras una hilarante anécdota que provocó el aplauso y las risas del público, aseguró que, en realidad, “lo que falta es el crédito, porque, si lo hubiera habido y todos pagaran sus deudas, la crisis hubiera sido mucho menor”, pero la banca está endeudada, con muchos “activos tóxicos se llamen como se llamen” y así “la recuperación es difícil”.

El catedrático recordó algunas medidas aplicadas en España contra la crisis, como el Plan E para el Fondo Local y la automoción, iniciativas que definió jocosamente como “ZPnomics” (rememorando las Reaganomics del presidente estadounidense). “Es una política económica en la que a toda costa se quiere salir de la crisis a base de impactos como el saneamiento financiero o el fondo local, que no garantizan salir a corto o medio plazo porque el tejido económico está muy deteriorado”.

En ese punto, aseveró que, “para crear empleo, están los empresarios y el esfuerzo del Estado es estéril”. De hecho, afirmó que en las últimas décadas se ha pasado de 1,5 a 3 millones de funcionarios, mientras la población ha crecido un 20%.

“V”, “U”, “L” O “W”

Se preguntó si el dibujo de nuestra economía será la V con fuerte caída e inmediata recuperación, la U con escaso tiempo tocando fondo, la “siniestra L con un prolongado” suelo o incluso la W, suponiendo que haya reactivación y posterior recesión.

Rechazó las predicciones de que España vaya a volver a ser eminentemente agrícola, “cuando hoy es sólo el 4% del PIB”, así como la “larga travesía del desierto” que augura el Financial Times. Eso sí, reconoció que “la situación es grave y, cuando se dice que el PIB ha bajado el 3% y en Alemania el 6, no se tiene en cuenta que en Alemania hay 4 millones de parados con más del doble de población activa… Nuestro PIB es menos fuerte de lo que se dice”.

Explicó además que la recaudación del Estado está cayendo en torno a un 20 por ciento y que basar la política en emisión de mucha deuda (como aseguró la vicepresidenta Salgado asegurando que se puede llega a 320.000 millones) “es bastante peligroso”, hasta el punto de que no se extrañó de que el ratio de solvencia de nuestro país haya sido ya rebajada. “Con ese colchón de la deuda, podemos llegar al final de la crisis, pero tampoco es tan seguro”, y subir los impuestos tiene el riesgo de convertir España en un “infierno fiscal”.

Ramón Tamames describió el panorama con “endeudamiento fuerte, morosidad alta, dificultades en la construcción, problemas en el automóvil y dificultades para las exportaciones”, aunque también aludió a la bajada de las hipotecas ya concedidas y al IPC bajo, “que no es una desgracia, como ha dicho Krugmann, que España tendría que llegar a la deflación 10 para facilitar la exportación”.

PRODUCTIVIDAD Y SINDICATOS

“No ha aprendido ZPnomics que se pueden tomar medidas mejores o peores, pero no ha tomado la principal”, que es la relacionada con los salarios, la productividad y el coste del despido.

El profesor Tamames aseguró que cada crisis ha derivado en un cambio de modelo, y el de ahora tiene que ser “más dinámico, con unidad de mercado” y no las “17 repúblicas”, con un marco laboral que cambie el hecho de que “gana lo mismo el que trabaja más que otro que trabaja menos, y no es lo mismo un sector que otro”. “El sindicalismo tiene que cambiar”, esgrimió.

Definió la fiscalidad como “recaudacionista” y negó que se haya reducido la presión fiscal, “que es muy superior a otros países”.

Abogó por la despolitización de las cajas de ahorro, que “no se sabe de quiénes son”.

Defendió abiertamente la construcción de centrales nucleares para solventar el déficit energético.

Además, reclamó una administración pública que termine con la desmesura de la “hiperburocracia que alarga los procesos y los encarece”.

Dentro de este cambio de modelo por el que se decanta el profesor Tamames, incluyó la necesidad de cumplir el Protocolo de Kyoto por su mejor gestión de los recursos naturales, sus beneficios para la salud humana y porque representa “un ejercicio de racionalización de la economía”.

En el debate posterior, apostó por una “moneda global que evitaría “todos los excesos, tendría un control común y una supervisión con un único banco central.

En definitiva, para visualizar la crisis global en España habrá que actuar sobre cuestiones como la deuda, la confianza empresarial y un cambio de modelo para una mayor dinamismo.El Correo Digital (26.02.09)
Manuel Conthe: «Primero remontará EE UU, luego Europa y al final, España»  La pérdida de competitividad y la burbuja inmobiliaria «nos van a lastrar»

Manuel Conthe en BilbaoSe nota que Manuel Conthe ha sido director general del Tesoro, secretario de Estado de Economía, vicepresidente para el Sector Financiero del Banco Mundial y presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Es capaz de elevarse y dibujar un panorama claro de una crisis que para España pinta mal. Ayer, antes de pronunciar en Bilbao una conferencia organizada por Caja Laboral, dio su diagnóstico.
-¿Cuándo terminará la crisis?
-En EE UU hay que confiar en que a finales de año las tasas de crecimiento, aunque negativas, lo empiecen a ser menos. Y que en 2010 haya crecimiento positivo. La UE irá con algo de retraso, y España con más retraso respecto a la UE.
-¿Por qué?
-Porque hay dos problemas por resolver que nos van a lastrar: la burbuja inmobiliaria -tan grande o más que en EE UU- y la pérdida de competitividad acumulada durante años.
-Ahora, más que de eso, se habla de la crisis global.
-Las autoridades políticas no analizan con mucho detalle. Estamos en una crisis global pero tenemos problemas que no son importados. España va a tener un periodo de ajuste específico, una ‘digestión pesada’ que sufrirá cuando la economía internacional esté recuperada.
-¿Cuánto durará ese periodo?
-Tres o cuatro años no nos los quita nadie, aunque esto no quiere decir que sea con crecimientos negativos tan fuertes como este año.
-¿No ayudarán las medidas propuestas en Berlín que la UE presentará ante el G-20 en Londres?
-En Berlín se centraron en las reformas del sistema financiero internacional: la supervisión de los intermediarios financieros sistémicos, la creación de colchones financieros… Son medidas de prevención. Pero ahora las prioritarias son las de gestión de la crisis. Porque pasará mucho tiempo antes de que haya un periodo de exuberancia irracional como el que hemos vivido.
-¿Qué hay que hacer entonces?
-Tomar medidas de estímulo de la demanda, sobre todo en países con superávit en la balanza de pagos como China, Japón o Alemania. A los países deficitarios, como EE UU o España, nos ayudará a restablecer el equilibrio. También se debe dejar claro que todas las entidades financieras tienen respaldo público para restablecer la confianza.
-¿Cómo valora el papel del Gobierno en esta situación?
-Ha tomado las medidas coyunturales que ha podido, pero su margen de maniobra es limitado. Lo que no ha abordado, y debería ser la prioridad, es ganar competitividad.
-¿Y su política de vivienda?
-El Gobierno no trasmite que tenemos un problema estructural. Por ejemplo, el Ministerio de Vivienda parece creer que el nivel de precios actual es razonable y que se debe estabilizar. Yo creo que los precios tienen que caer de un modo significativo, por lo menos un 30 ó 40%. Nos hemos subido a la parra y esa caída parece inevitable.
-Eso, ahora, parece difícil.
-La cuestión es: ¿es mejor tener una caída traumática, pero corta, como en EE UU, o estar desangrándose lentamente durante mucho tiempo, como ocurrió en Japón en los años 90? En España, en vez de preocuparnos de estas cosas discutimos sobre escuchas, cacerías…
-¿Facilitarán las medidas del Ejecutivo que las entidades financieras no cierren el grifo del crédito?
-Esas medidas lo que facilitan es que las entidades refinancien su deuda, pero es engañoso pensar que aumentarán los créditos a las familias y empresas. Por eso el Gobierno, a través del ICO, está buscando mecanismos de financiación.
-¿Qué opina de la compra de Endesa por parte de Enel?
-España debería prestar especialísima atención a Alemania, el país líder en la UE. Es triste que pusiésemos trabas a una empresa privada alemana y al final Endesa caiga en manos de una empresa pública italiana.

HERALDO DE ARAGON (12.11.2008).
Manuel Conthe: “Hay que estimular la demanda global y que España sepa situarse a rebufo”.

Manuel Conthe

“Ha llegado el momento de estimular la demanda global, especialmente en Alemania y China. Y que en ese contexto, España sepa situarse a rebufo”. Esta es una de las medidas contra la crisis que propuso ayer Manuel Conthe, ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en su participación en una sesión organizada por la Fundación Economía Global. Aunque la jornada tenía por título “La empresa ante el cambio de ciclo”, Conthe dejó claro al comenzar su intervención que “como habrán comprobado tras escuchar mi currículum, siempre he sido un funcionario que no tiene ni idea del mundo empresarial”, por lo que centró su ponencia en explicar cómo se ha llegado a la deteriorada situación económica actual y cuáles son, a su juicio, las medidas para hacerle frente.

Conthe insistió en que, tras las actuaciones de los bancos centrales y los planes de rescate de los gobiernos, ahora toca estimular la demanda global. No es una receta que recomienda a la economía española -tras las alegrías consumistas de tiempo atrás-, a la que, sin embargo, aconseja situarse a rebufo. “A España le vendría fenomenal que hubiera ahora un plan de estímulo al consumo porque sería muy bueno que los alemanes, o los chinos, tuvieran los bolsillos ligeros”.

Ilusiones y errores

Muy gráfico en sus ejemplos, Conthe utilizó los experimentos realizados por el Daniel Kahneman para ilustrar cómo ha llegado a España a la situación económica en la que se encuentra. Y fue crítico, porque para este economista ya es hora de apartarse del discurso oficial que culpa a las ’subprime’ estadounidenses de contagiar de crisis la economía española. En su opinión, España ha sufrido “numerosas ilusiones que la han hecho sucumbir en errores sistemáticos”. Y destacó la “ceguera inconsciente” y el “anclaje” -términos de Kahneman-. Para explicar el primero, Conthe criticó que “en España estábamos tan preocupados por el déficit público que nos veíamos las vulnerabilidades del endeudado sector privado”. Además, insistió en que la economía española ha estado “anclada” en la creencia de que todo iba a continuar en el futuro como era en el presente, e hizo especial referencia al sector inmobiliario y a los oídos sordos que éste hizo a aquellos “agoreros” que auguraban un pinchazo de la burbuja y la caída del precio de la vivienda.

Pero Conthe también criticó la ceguera de las administraciones públicas, tan obsesionadas por cumplir con el 3% de Maastricht que no se dieron cuenta de que “en época de bonanza teníamos que haber conseguido un superávit de, al menos, un 5%”.

ARAGON DIGITAL (11.11.2008)

Conthe apuesta por recuperar la competitividad nacional perdida y reorientar la productividad

El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, ha apostado en Zaragoza por recuperar la competitividad perdida y reorientar la productividad de la construcción a otros sectores. Conthe ha hecho estas declaraciones en la jornada “La empresa ante el cambio de ciclo”.

El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, ha apostado por recuperar en España la competitividad y por reorientar la producción del sector de la construcción a otros, aunque “la coyuntura internacional no favorece este cambio”, ha señalado. Conthe ha hecho estas declaraciones en la jornada “La empresa ante el cambio de ciclo”, que ha organizado la Fundación Economía Global en Zaragoza.

Para Conthe las perspectivas de la economía mundial no son favorables, aunque ha lanzado un mensaje de optimismo porque “el miedo a una crisis financiera está superado gracias a la intervención de los gobiernos y los bancos centrales; los exportadores se están viendo favorecidos por el debilitamiento del euro con respecto al dólar y por la caída del precio del petróleo y los tipos de intereses oficiales”.

En esta fase de la crisis la prioridad debe ser “mantener y estimular el consumo y que esto arrastre a la inversión”. Conthe ha ido más allá y ha señalado que es necesaria “una demanda agregada mundial liderada por los países que tienen unas necesidades de financiación más desahogadas”.

Conthe no se ha atrevido a vaticinar cuando finalizará exactamente esta situación, aunque sí ha reconocido que “el año 2009 será peor que el actual”. El ex presidente de la CNMV ha querido ser optimista y ha aventurado que “a finales del 2009 o en el 2010 algunos países industrializados se empezarán a recuperar”. Para Conthe España no estará en estas primeras posiciones aunque “ojalá España coja el rebufo de este tirón”

Por su parte, la concejala de Fomento y Turismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena Allué, ha querido destacar la importancia de este tipo de jornadas. “Son importantes en este momento porque es necesario que los agentes económicos sepan como poner en marcha medidas a la crisis”, ha indicado.

Allué ha querido dejar claro que las instituciones estarán apoyando en todo momento a la iniciativa privada para así “poder paliar y afrontar en mejores condiciones esta crisis”.

EUROPAPRESS (11.11.2008)

Manuel Conthe lamenta, en Zaragoza, que se hayan “minusvalorado” las “vulnerabilidades” del sector privado

El economista y ex-presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, lamentó hoy que se hayan “minusvalorado” las “vulnerabilidades” del sector privado de la economía española e internacional.

Conthe dictó esta tarde una conferencia sobre la crisis económica global en la jornada dedicada al tema ‘La empresa ante el cambio de ciclo’ organizada por la Fundación Economía Global en la sede de Caja Laboral en Zaragoza.

En su intervención, Manuel Conthe indicó que las vulnerabilidades del sector privado son “tan graves como las del sector público” y comentó que a Occidente le ocurre ahora lo que ocurrió en algunos países asiáticos en los años 1997 y 1998, cuando entraron en crisis económica a causa de los problemas del sector privado.

La “crudeza” de la crisis global se notará especialmente en 2009, vaticinó Conthe, quien aseguró que los países occidentales estarán en “crecimiento negativo”, es decir, una “situación recesiva mundial”, a lo que añadió que la posibilidad de que España salga de la crisis no depende de sí misma, sino también del contexto global.

“Hemos vivido una amnesia y una euforia colectiva y se ha acabado”, sentenció el experto, quien insistió en que las perspectivas no son “demasiado favorables”. Las “euforias” se han roto “abruptamente”, continuó Conthe, quien criticó que “todos considerábamos sostenible una situación que ahora vemos insostenible” y comentó que también en la actividad económica, a gran o pequeña escala, las personas sufren “ilusiones cognitivas” que le llevan a tomar decisiones erróneas y persistir en ellas.

El ex-presidente de la CNMV arremetió contra los Gobiernos autonómicos y locales, ya que “están cortando inversiones porque no tienen unas finanzas saneadas”. Así, señaló que desde el Tratado de Maastricht (1993) “estuvimos siempre obsesionados con el equilibrio presupuestario y no nos dimos cuenta de que debíamos haber tenido un superávit tan gordo como Finlandia, un cinco por ciento, y ahora tendríamos una situación más saneada que ahora nos permitiríamos ser mucho más activos”. También aseguró que “hemos vivido como cigarras” y “hemos ido a nuestra bola”.

Manuel Conthe arremetió contra la decisión de algunos Gobiernos de suprimir los impuestos de sucesiones y patrimonio “porque parecía que había que devolver el dinero a los contribuyentes”, lo que consideró un error, al que se suma la decisión de “fundirnos el superávit” cuando lo hubo.

Respecto al caso español, Conthe expresó que es necesario que se ajusten los precios del sector inmobiliario y resaltó que España padece una “burbuja autóctona”, de tal manera que participa de la crisis global pero tiene sus singularidades. Conthe rechazó, expresamente, el “discurso oficial” según el cual la crisis española es un contagio de la estadounidense.

TORBELLINO FINANCIERO

En la jornada también intervino la concejal delegada de Fomento y Turismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena Allué, quien indicó que “nadie duda de que en este país y en el mundo, el 2008 va a pasar a la Historia” como el año en que tuvo lugar un “torbellino financiero”.

Allué señaló que “estamos viviendo el peor momento de la economía mundial”, como la crisis de 1929, si bien la diferencia es que el punto de partida es mejor y que el sistema económico es más complejo y cuenta con más recursos para afrontar sus periodos de crisis.

Según Allué, “el horizonte económico está plagado de negros nubarrones que anuncian que lo peor está por venir” dado que ha comenzado un “círculo vicioso” basado en la restricción del crédito de las empresas y un parón en el consumo. La concejal dijo que “es primordial que las instituciones públicas tengamos claro que hemos de hacer lo que esté en nuestra mano” porque sólo el esfuerzo común permitirá solventar la crisis.

ANALIZAR LA SITUACIÓN

El patrono de la Fundación Economía Global y economista Fernando Bermejillo animó a todos los empresarios a realizar un análisis pormenorizado de la situación de la empresa en cada momento y de los mercados en que actúa. “Si uno no es capaz de analizar la situación tal y como es, tomará una decisión equivocada”. Bermejillo añadió que el objetivo debe ser mantener en funcionamiento la empresa hasta después de la crisis, es decir, “llegar” y explicó que “con llegar el último vale”.

El economista continuó indicando que en un contexto de crisis económica “la comunicación es fundamental” y también lo es trasladar a los empleados y clientes los valores en que se basa la empresa “y ejercerlos”. La última recomendación fue realizar las tareas empresariales con “prudencia”.

También desde la Fundación Economía Global , Fernando Valero, repasó los pormenores de la Ley Concursal, que sustituye a la Ley de Suspensión de Pagos de 1922. Valero dijo que “cualquier solución al concurso de acreedores, siempre que esté bien fundada” y propuso a los empresarios realizar un estudio detallado de la situación de la empresa y de las necesidades de los clientes.

Share:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay
  • Meneame
  • Twitter
  • Wikio
  • Bitacoras.com
  • email

top